Clash of Clans (CoC): el rey de la estrategia en tiempo real

Clash of Clans, portada
Clash of Clans (CoC) es desde hace un lustro el videojuego líder para plataformas móviles. Durante años fue jugado por personas de toda procedencia y edad y, por nada más, ganó ingentes cantidades de dinero.

Pese a que cada día crece el número de quienes dejan de jugarlo (basta ver la cantidad de contactos de Facebook de cada quien que registran escasa o nula actividad en el juego), mantiene un núcleo de jugadores y jugadoras completamente fidelizado y que invierte varios minutos al día en guerras o farming. Minutos y dinero, ciertamente.

Para el núcleo duro de fieles de CoC el juego es tan enviciante que llegan a tener hasta dos, tres, cuatro o más aldeas que hacen avanzar a la par.

Además de haber conformado una comunidad muy activa y altamente enviciada, Clash of Clans ha penetrado en la cultura popular como pocos videojuegos para dispositivos móviles lo habían hecho antes. En noviembre de 2015 se realizó The Midnight Game Music Concert en Helsinski, Finlandia. En la ocasión orquestas sinfónicas y bandas musicales interpretaron en vivo la banda sonora de varios de los videojuegos más conocidos de la historia, como Mario Bros o Angry Birds. Pero fue la música de Clash of Clans la que se llevó los principales elogios, sobre todo después que el afamado cuarteo Apocallyptica interpretó su tema principal. Asimismo, algunas de sus piezas publicitarias se han exhibido en horarios prime de los principales eventos masivos del mundo, como el Superbowl.

Por regla general, cada nuevo juego de estrategia para móviles que aparece “se ha inspirado” en algún elemento o concepto introducido por Clash of Clans, desde la lógica del juego hasta el modelo de negocios, pasando por la estrategia publicitaria y los personajes. El objetivo es claro: arrebatarle un pedazo del mercado.

Sin embargo, no logran ni acercarse al primer lugar que Clash of Clans ostenta prácticamente desde que fue lanzado. En efecto, según el ranking de Uptodown de los juegos móviles más descargados en 2016, Clash of Clans todavía ocupa el primer lugar en la categoría de juegos de estrategia.

¿A qué se debe el éxito tan rotundo y tan extendido en el tiempo del rey de los juegos de estrategia en tiempo real? Acá analizamos sus principales aciertos. Y también sus desaciertos.

Puntuación general

Jugabilidad - 10
Gráfica - 10
Audio y sonido - 4
Banda sonora - 10
Estrategia de monetización - 6
Universalidad - 10
Transparencia - 10
Resumen
Clash of Clans es el rey de los juegos de estrategia en tiempo real para móviles. Y ese sitial se lo ha ganado a punta de simpleza, ingenio, mucha atención a la retroalimentación de sus jugadores y una constante renovación y ampliación de personajes, edificios y el argumento narrativo del juego.
8.6

1. Descripción

Clash of Clans es un juego híbrido de estrategia en tiempo real y construcción de aldeas desarrollado por Supercell, empresa especializada en videojuegos para móviles que tiene su sede en Helsinski, Finlandia.

Fue lanzado el día 2 de agosto de 2012 para la plataforma iOS y el 20 de septiembre de 2013 para plataforma Android. Se puede descargar de forma gratuita en la App Store de Apple (para iPhone/iPad) o en Google Play (para dispositivos Android)

El juego trata sobre la construcción y desarrollo de una aldea. Para construir edificios, armas de defensa y muros se requieren recursos. Lo mismo que para mejorar los ya construidos.

Los recursos pueden ser de tres tipos, cada uno de los cuales tiene finalidades distintas: oro, elixir rosado y elixir oscuro. Se obtienen de tres fuentes: produciéndolos en la propia aldea, robándolos a otros/as jugadores/as o ganándolo como botín en guerras contra otros clanes. En el primer caso, deben construirse y luego mejorarse minas y extractores. En los otros dos casos es necesario desbloquear tropas y hechizos, y, por supuesto, mejorarlos.

También existe la alternativa de usar gemas para comprar recursos, para acelerar su producción o para pagar por terminar las mejoras antes del tiempo normal. Esto puede apurar el crecimiento y mejoramiento de la aldea.

El juego da la oportunidad de recolectar gemas a través de distintos mecanismos. El primero es limpiando la aldea de plantas o cajas de gemas que aparecen con una regularidad más o menos establecida. El segundo, que se implementó con la última gran actualización de octubre de 2016, es superando distintos desafíos que va proponiendo el propio juego.

Pero las gemas se pueden comprar. Y en esto descansa la estrategia de monetización de CoC: quien esté impaciente por mejorar rápidamente su aldea, puede invertir dinero. Y se sabe de jugadores que, como Pat Chief, han gastado hasta 18.000 dólares en gemas.

Para participar en guerras, se requiere formar parte de un clan. En el clan existen rangos (líder, colíder, veterano y miembro) y un chat para conversar y coordinarse respecto a los ataques y las donaciones.

2. Clash of Clans como modelo de simpleza

Varias son las razones que explican el éxito de este juego. Pero probablemente la principal sea la simpleza. Mientras la mayor parte de los juegos de estrategia en tiempo real introducen y desarrollan un gran número de variables de juego, Clash of Clans trata de mantenerse siempre simple. La lógica de juego es la misma en todas las ofertas desde tiempos de Civilization: se ataca y se defiende, y para mejorar ataques y defensas es necesario generar y/o robar recursos. Sin embargo, sólo en Clash of Clans esta lógica de juego se mantiene simple:

– se explotan y/o roban sólo tres tipos de recursos: oro, elixir rosado y elixir oscuro;
– para atacar, sólo se necesitan dos cosas: tropas y hechizos;
– se entrenan sólo dos tipos de tropas, las de elixir rosado y las de elixir oscuro;
– se mejoran edificios y defensas con un único recurso: en unos casos oro, en otros elixir rosado y en otros elixir oscuro, pero nunca dos o tres recursos juntos;
– se mejoran tropas y hechizos sólo en una instalación: el laboratorio;
– aparte de mejorar tropas y edificios, el juego consiste en dos cosas: participar en guerras de clanes y robar recursos.

En contraste, los juegos que intentan destronar a Clash of Clans presentan una complejidad notoriamente mayor. A modo de ejemplo, tómese el caso de un juego de la competencia cuyo nombre, por el momento, se mantendrá en reserva. Estas son sus características equivalentes:

– los recursos que se explotan son piedras, metales, alimentos agrícolas, alimentos animales y madera;
– los ataques se hacen con tres tipos de tropas: infantería, caballería y artillería; también se pueden hacer incursiones aéreas;
– cada una de estas tropas se entrenan en distintos edificios;
– para mejorar edificios y defensas es necesario contar con piedras, oro, alimentos y madera en conjunto;
– las tropas se mejoran en laboratorios, pero las máquinas se reparan en talleres y la caballería se atiende en herrerías;
– se juega cumpliendo distintas misiones, cada una distinta a la otra…

Por si fuera poco, este competidor agrega elementos de juego que no están presentes en CoC: enfermería, comercio, expediciones aéreas, alianzas y diplomacia…

Clash of Clans, con su simpleza, ha generado una entretención de fácil comprensión, elevada jugabilidad y que permite a los jugadores y las jugadoras concentrarse en el juego mismo: en estudiar y probar ataques o en experimentar con diseños de aldeas para defender mejor. Tiene una curva de aprendizaje de elevados logros en periodos cortos de tiempo.

3. Prolijidad gráfica

Los juegos de Supercell son reconocidos por su calidad gráfica, incluso por quienes los critican por su modelo de monetización. Y este definitivamente es el segundo factor que explica el éxito de Clash of Clans: su trabajada estética y el constante perfeccionamiento gráfico.

Valkiria, clash of clans
La calidad gráfica del juego se puede apreciar
en cómo representa a sus personajes
En términos generales, la gráfica del juego emula la estética lúdica de los comics o historietas, con un pequeño toque naive. Sus personajes de fantasía, aunque presentan rasgos humanos, se ven como personajes de historietas. Lo mismo que los edificios y los otros componentes de la aldea.

Pero CoC emula el estilo gráfico de la historieta conservando su filosofía fundamental: la simpleza. Y le añade un criterio adicional muy importante: la elegancia. La simpleza mezclada con la elegancia se puede apreciar en prácticamente todos los detalles de la interfaz gráfica del juego.

La aldea se construye sobre un tablero de casillas con fondo de vegetación urbana. Los edificios y las defensas, también de un muy cuidado diseño, hacen un llamativo contraste con el fondo verdoso. Y cada uno tiene una estética particular, que hacen que el todo no sólo se vea colorido y llamativo sino también armónico.

Clash of Clans definitivamente entra por los ojos. Y lejos de los tiempos del pong, eso es un fundamental para un videojuego en la actualidad.

4. La personalización

Otra singularidad importante que diferencia a Clash of Clans de otros juegos y que con toda seguridad aporta a su rotundo éxito es la posibilidad de personalización. Mientras en la mayor parte de los juegos de estrategia los edificios se pueden disponer en lugares fijos y los muros simplemente mejorar, sin moverse ni acomodarse, en CoC las aldeas se pueden diseñar a placer. Eso no sólo permite poner el sello personal en cada aldea, sino también probar distintos diseños para definir cuál es el que mejor defiende. Y eso lleva a los jugadores y las jugadoras a experimentar, a estudiar, a pasar largos periodos de tiempo pensando en la mejor forma de organizar la aldea, o simplemente copiando otros diseños.

Editor de aldeas de Clash of Clans
Clash of Clans permite guardar el diseño de hasta tres aldeas para el juego normal y otras tres aldeas de guerra. El diseño de ellas depende enteramente del jugador

Pero la personalización también es importante en los ataques. En la mayor parte de los juegos móviles de estrategia los ataques de las tropas se hacen de forma automática. Lo más que puede definir cada jugador es la composición de la tropa: cuántos elementos de caballería, cuántos de infantería, cuántos de artillería. Pero en el proceso mismo de realizar el ataque, el jugador prácticamente no participa.

En Clash of Clans, en cambio, lo fundamental del juego es cómo el jugador ejecuta el ataque. Lo que salga en dicho ataque depende no sólo de la composición de los ejércitos sino fundamentalmente de la destreza de cada jugador en desplegarlos para conseguir su objetivo, ya sea robar recursos, ya subir copas, ya sumar estrellas en guerras.

De ahí que mucho del juego consista en probar distintos ataques y aprender la conducta de cada tropa para desplegarla mejor. Y la comunidad de jugadores de CoC bautiza cada tipo de ataque con nombres llamativos y peculiares (lavalloon, gowiwi, gowipe, queen walking, mega, govahog), evidencia elocuente del desarrollo de una subcultura en torno al juego.

Que cada jugador sea responsable de ejecutar sus ataques es definitivamente un plus que no tienen la mayor parte de los otros juegos de estrategia.

5. Fantasía y creatividad

Durante sus casi cinco años de existencia, CoC ha evolucionado significativamente. Y cada paso que ha dado en esa dirección evolutiva ha significado una importante ampliación del juego. Ampliación en elementos de juego, ampliación de edificios y defensas, y ampliación de tropas.

Las actualizaciones del juego son siempre muy esperadas y comentadas por sus jugadores y jugadoras porque traen innovaciones llamativas. Las más importantes se dan en las tropas, que no sólo aportan fuerza en los ataques sino que, además, están caracterizadas como personajes, con personalidad propia.

Supercell suele acompañar la presentación de sus personajes con campañas audiovisuales que sus jugadores siguen y comentan profusamente. A modo de ejemplo, te invitamos a ver el video de la campaña “You and this army”.

En resumen, en el equipo profesional de Clash of Clans tienen tanto protagonismo los guionistas como los desarrolladores y diseñadores. La familia de personajes del juego no sólo crece con frecuencia, sino con mucha inventiva. Y la expectativa de nuevas tropas (y sus respectivos personajes) captura la atención de los jugadores, que, ante el anuncio de cada nueva actualización, especula sobre las posibles novedades y dinamiza con ello la conversación en torno al juego.

En los últimos años, Supercell ha explotado esta veta de fantasía e ingenio creando una especie de sit-com con los principales personajes de Clash of Clans y Clash Royale. Se llama “Clash-a-rama” y puede seguirse en el canal de youtube de la empresa finlandesa.

6. Atención a la comunidad de jugadores

Otro de los grandes aciertos de Supercell es la constante atención a la retroalimentación proveniente de sus jugadores. Muchas actualizaciones que afectan a CoC son una respuesta a las opiniones y quejas de su comunidad. Todo indica que el foro del juego, muy activo, es constantemente monitoreado por la empresa finlandesa para estar al tanto de las tendencias de opinión. Y como resultado, la evolución del juego sigue también los sentires del núcleo duro de fans y jugadores. En parte, la fidelización probablemente se ha ganado también a costa de prestar constantemente atención a la opinión de los directos interesados.

7. Explotando lo social

La idea de introducir clanes, primero, y “las guerras de clanes”, después, ha convertido a Clash of Clans en un juego altamente social. Gran parte de los juegos se siguen jugando de forma solitaria. Incluso las competencias on line no suponen juego colaborativo. Las guerras de clanes, en cambio, demandan constante interacción y coordinación de jugadores, que por esa vía desarrollan vínculos sociales que terminan transciendo al juego mismo. En cierto sentido, CoC se ha convertido en un vehículo de socialización.

Chat de Clash of Clans
El chat de cada clan permite socializar, conversar, compartir y coordinar ataques de guerra.

8. Universalidad

Clash of Clans no habría crecido de la forma en que lo hizo de no haber sido desde sus inicios un juego completamente multilingüe. En la actualidad se puede jugar en hasta 18 idiomas, y en los que ha revisado el equipo editorial de Love4Gaming (inglés, español, francés, italiano, portugués y alemán), las traducciones son muy correctas.

Idiomas de Clash of Clans
Clash of Clans se puede jugar hasta en 18 idiomas, los más hablados del mundo

En esto CoC también contrasta con muchos otros juegos de estrategia que quieren hoy arrebatarle parte del mercado. Algunos, cuando recién se estrenan, se juegan sólo en inglés, y a poco andar empiezan a traducirse a otros idiomas. Y en no pocos casos las traducciones son deficientes, probablemente realizadas a través de software de traducción automática.

En pleno 2017, no es posible convertirse en un juego de éxito mundial sin pretender ser universal, sin hablar todos los principales idiomas del mundo, sin ser multilingüe.

9. Prudencia en la promoción de la monetización

Finalmente, un aspecto delicado e importante que Supercell ha sabido manejar de forma sabia en todos sus juegos es la promoción de sus herramientas de generación de ingresos financieros. La mayor parte de los juegos que, como CoC, recurre al modelo pay-to-win, por regla general abusa de estrategias muy similares al nagware: invasión constante de la pantalla de juego con avisos de venta de gemas, monedas o lo que sea que venda para generar ingresos.

Clash of Clans, por el contrario, hasta la última gran actualización de Octubre de 2016, prácticamente no hacía promoción de la venta de gemas, que es como se monetiza, en la interfaz gráfica del juego. Si alguien quería comprar, debía buscar cómo. Después de esa actualización apareció un nuevo acceso directo (costado inferior derecho) que se llama “Tienda” y conduce a las ofertas del juego. Cada vez que aparece una oferta nueva, la parte superior del acceso directo se pinta de rojo.

Tienda de clash of clans
A la tienda de Clash of Clans se llega a través de un acceso directo. No hay mensajes invasivos que la promocionen

No estamos hablando de algo que no se note, pero definitivamente no es nada como el bombardeo invasivo de los otros juegos. Definitivamente la promoción que existía antes (ninguna) era mejor para el jugador que la de ahora, pero Supercell ha tenido el cuidado de conservarla sutil y poco o nada invasiva.

10. Cosas a mejorar

CoC es un juego superlativo y enviciante. Por eso es para Love4Gaming el rey de los juegos de estrategia. Pero, por supuesto, eso no significa que sea un juego perfecto. Le cabe mejorar ciertos detalles, algunos de ellos no menores. Acá te los resumimos:

10.1. Sonidos y efectos sonoros

La banda sonora de Clash of Clans es una joyita. Destaca a tal nivel por sus arreglos sinfónicos que, como te contábamos al principio de esta reseña, fue la protagonista en The Midnight Game Music Concert en noviembre de 2015. Puedes ver la interpretación del tema principal del juego por parte de la Tapiola Sinfonietta en el siguiente video.

En contraste radical con la elevada calidad de su banda sonora, los efectos sonoros dejan mucho que desear. Cada personaje cuando ataca tiene su propio sonido, y cada generador de recursos (minas y extractores de elixir) también. Por ello, cuando se realiza un ataque con gran número de tropas o cuando se recogen recursos de forma rápida, los efectos sonoros se atropellan los unos a los otros y salen combinados y saturados. El resultado está lejos de ser agradable al oído. Es molesto por carecer completamente de orden y armonía.

Por si fuera poco, claramente el juego usa un códec de comprensión de audio que genera sonidos de baja calidad. Es cierto que en la calidad percibida del sonido desempeña un importante papel la tarjeta de audio de cada dispositivo. Pero la regla general es que los efectos sonoros del juego se escuchen con distorsiones y baja calidad en la mayor parte de teléfonos y tablets en los que el equipo editorial de Love4Gaming ha probado el juego.

Es tan deficiente la calidad del sonido y de los efectos sonoros que nadie del equipo de Love4Gaming sabe de jugadores que los tengan activados. Y no son muchas las personas que tengan activada la música tampoco, pues, a quienes hemos preguntado, consideran que después de un par de semanas jugando termina aburriendo.

10.2. Estrategia de monetización

Como se había mencionado, Supercell ha sido muy prudente al no usar estrategias de promoción de la venta de gemas muy invasivas para los jugadores. Desde que el más veterano de los integrantes de Love4Gaming juega Clash of Clans (diciembre de 2014), nunca ha visto un anuncio de venta de gemas encima de la interfaz de juego. Se mencionaba que con la actualización de octubre de 2016 el juego incluyó un acceso directo que conduce a ofertas para comprar, pero se trata de un botón muy sutil. En materia de interacción con la interfaz gráfica del juego, por lo tanto, la estrategia de monetización de CoC aprueba.

Pero no todo es tan simple. Supercell ha apostado a monetizar todos sus juegos recurriendo a una triquiñuela distinta: explotar la impaciencia de los jugadores y las jugadoras. Todo en CoC toma tiempo: la construcción y mejora de edificios o tropas, la producción de recursos, el entrenamiento de tropas, la recuperación de los héroes. Y todo se puede acelerar con, precisamente, gemas.

Esta triquiñuela siempre ha generado muchas quejas en la comunidad de jugadores. Hasta antes de la actualización de octubre de 2016, entrenar un ejército competitivo para guerra tomaba no menos de 90 minutos si, por ejemplo, estaba compuesto de 10 dragones.

La irrupción de Clash Royale, un juego más inmediato, que no requiere tiempo de espera para poder combatir, claramente mermó el número de jugadores activos de CoC, afectando su capacidad de generar ingresos. Supercell delató esta situación cuando optó por ya no recurrir tanto a la impaciencia y redujo el tiempo de entrenamiento de un ejército competitivo a aproximadamente 25 ó 30 minutos. Por supuesto que todos los jugadores se alegraron e intensificaron su regularidad de juego. Pero también se les hizo evidente que estaban explotando sus deseos e inclinaciones más profundas.

A la larga, la estrategia de Supercell, que no es gráficamente invasiva pero sí psicológicamente manipuladora, ha terminado cediendo a las presiones por acortar tiempos de espera. No es sostenible en el tiempo debido a que, con una competencia digna y seria, incentiva a los jugadores a que busquen otras alternativas de juego. Por el momento han optado por Clash Royale y, por tanto, la casa sigue ganando. Pero si llegase a aparecer un juego competitivo de otra empresa, la compañía finlandesa tendría que decirle adiós a su gallinita de los huevos de oro. En resumen, todavía debe resolver el desafío de encontrar un mejor equilibrio entre su necesidad de generar ingresos y la satisfacción de sus jugadores.

11. Conclusiones

Más allá de las cosas importantes que puede mejorar, es innegable que Clash of Clans es un juego maduro, probado, robusto y muy difícil de desbancar. La constante mejora de la jugabilidad, de la gráfica, de todos los elementos del juego muestra un compromiso destacable de parte del equipo detrás de su desarrollo. Y en eso probablemente descansa su -todavía- liderazgo en el competitivo género de la estrategia. Probablemente también han ayudado el marketing y las grandes sumas de dinero que Supercell invierte en la promoción y publicidad del juego. Pero, en lo medular, su liderazgo se lo ha ganado con méritos.

El nivel de enviciamiento de sus adeptos y adeptas más fieles, que todavía, después de cinco años de su lanzamiento, suman un número considerable, es comparable a varios de los videojuegos más clásicos, aquellos que han marcado un hito en la historia de esta industria, como Zelda, Mario Bros, Resident Evil o Halo. Por lo mismo, a Clash of Clans no sólo se lo puede considerar como el juego de estrategia líder en plataformas móviles de la última década, sino también como todo un clásico ya…

También te puede gustar...

0 comentarios

Boletín en tu correo